diumenge, 2 d’agost de 2020

EL TALGO BAR, TAPAS GADITANAS Y MADRILEÑAS

Miscelánea: BAR de TAPAS y PLATOS

El Talgo Bar
28009 Madrid
Calle Alcalde Sáinz de Baranda, 21
tel. 691 40 92 79
Precio orientativo: 25 €
VER en FACEBOOK VER en INSTA VER la WEB
4,5
4,5 - Cocina, atención, terraza.


 


En el barrio de Ibiza, muy cerquita del parque del Retiro está El Talgo Bar, un espacio pequeño, con unas 20 plazas, que se amplian con unas cuantas mesas en la terraza.
La terraza és muy amplia y cómoda, el paseo central de la calle Sáinz de Baranda es lo suficientemente ancho como para poder instalar una buena terraza y a la vez, permitir el paso de los vianantes.

La carta de El Talgo Bar

La carta no es muy larga, hay varias referencias a la cocina gaditana y algunos de los platos  tiene opción de media ración. Tienen tapas clásicas como las bravas, ensaladilla rusa, montaditos, embutidos y conservas... o platos más contundentes como entrecot o huevos estrellados con patatas o tartar vegetal o de pescado.
Siempre hay platos fuera de carta, sugerencias a las que debéis prestar atención que van en función del mercado.

Tapeo en El Talgo Bar

Fuimos a cenar 4 personas, miramos la carta en el QR impreso en los manteles individuales (muy bonitos, por cierto) y pedimos unos tintos de verano (parte femenina) y unas cervezas (parte masculina). Nos trajeron una tapita de queso con las bebidas.
Queríamos probar varias cosas así que empezamos con media de ensaladilla rusa "El Talgo", con un punto de wasabi y coronada con melva canutera, una delicia de ensaladilla. Y una media de chicharrones especiales de Chiclana que nos sorprendieron y nos encantaron, debimos pedir una entera. Un plato de alitas japañolas, adobadas y crujientes, muy ricas.


Seguimos con un bao de pulled pork muy sabroso y un mollete de cordero especiado con el curry muy marcado, para nuestro gusto le faltaba un poco de sal, un poco de sabor de otras especias en general.

De los platos fuera de carta elegimos el tartar de gambón con  aguacate y mango que estaba espectacular. Con semillas de sésamo negro y kikos por encima, un toque crujiente fantástico. Completamos la cena con un plato de lagarto con patatas fritas en dados. Una parte del cerdo parecida al secreto, con un poco más de grasa infiltrada, muy jugosa y blandita. Nos lo comimos en un visto y no visto, con pan claro, un pan muy bueno que sirven en El Talgo Bar.


Rematamos compartiendo un par de postres, el brownie con helado de violeta y la tarta de queso horneada con mermelada de fresas. Cucharada en uno y en otro, difícil decidirse por uno.


La cuenta para 4 personas
Con dos rondas de tintos de verano, dos de dobles de cerveza y tres dobles de cerveza con limón, salimos a poco más de 28 €, un precio muy ajustado para la zona y los platos que comimos. Además con la cuenta nos invitaron a una copita de vino dulce y unas piruletas. 😍 

Resumen de El Talgo Bar

Un local pequeñito con un banco de madera en el interior que te recordará a los vagones del siglo pasado, aunque el nombre del local proviene del anterior establecimiento, una zapatería del barrio.
Accesible a sillas de ruedas, no así el lavabo, que ademàs es único. Para otras limitaciones tienen carta en Braille.

El Talgo Bar es perfecto para tomar el vermut, un tapeo o una cenita en la terraza, Ana y el resto del personal os atenderán a las mil maravillas.

Reservad un billete y subid al tren!!!

diumenge, 26 de juliol de 2020

HAKUNA MATATA VEGGIE, PLATOS VEGANOS RICOS

Hakuna Matata Veggie
28015 Madrid
Calle de Galileo, 12
tel. 618 355 522
Precio orientativo: 20 €
VER en FACEBOOK VER en INSTA VEURE la WEB
3,0
3,0 - Muy buena atención, platos correctos.




 
Cocina vegana, bien elaborada, bonita presentación y muy buena atención. Precios tipo, atención, precios de acuerdo con la zona y producto. Son un 3 estrellas Pepa Pink.

LOCAL
Acceso:
Escaleras
Aparcamiento:
Zona azul y verde
Espacio:
Pequeño (18 p)
Terraza
Distribución:
Amplia
Iluminación:
Correcta
Mobiliario:
Sillas
Limpieza lavabos:
Buena
Secador de manos:
Papel
Cambiador:
No
Extras:
No
PERSONAL
CARTA
Vestuario:
Uniforme
Amabilidad:
Eficacia:
Presentación:
Te dirigen de palabra a la web
Vinos y cavas:
Ecológico
Otros:
Cervezas artesanas, kombucha, cócteles
IDIOMAS
Castellano



Mi hermano pequeño es vegano, su pareja también, así que cuando quedamos con ellos casi siempre nos dicen las opciones veganas que conocen o que quieren probar. Del Hakuna Matata Veggie ya han probado varios platos y les gusta así que los otros dos hermanos accedimos a la propuesta de este restaurant del barrio de Chamberí, muy cerca de la boca de metro de San Bernardo.
Es un local pequeño al que se accede por unas escaleras. Decoración sencilla con maderas claras, también dispone de una terraza con capacidad para una veintena de personas, aunque un poco pobre en iluminación.
La atención es fantàstica, con respuestas a cualquier duda que pueda plantearte la carta, rápidos en el servicio y siempre con una sonrisa.
Se puede reservar en la web, lo cual es muy cómodo.

La carta del Hakuna Matata Veggie

De momento para acceder a la carta te dicen cual es su dirección web, el QR aún no lo tienen.  Los platos son todos veganos, con ingredientes vegetales o plant-based. Hay platos más tradicionales y otros de cocina internacional.
Tapas, ensaladas, hamburguesas y platos más "de casa" como fideuá, albóndigas, arroces... Los postres también se elaboran con ingredientes de origen vegetal y adaptando el nombre como el "vegamisú".
Para beber hay varias cervezas artesanas, un vino ecológico (blanco, tinto o rosado), kombucha de diferentes sabores, limonada casera y otros referescos y para rematar la comida, 4 cócteles.

Platos que cenamos en el Hakuna Matata

Entre hermanos y parejas, sumábamos 6 en esta cena. Optamos por compartir los platos, así probábamos más cosas.
Pedimos varias cervezas, kombucha de mojito, de manzana, un jarra de agua y nos trajeron un cuenco con olivas para amenizar la espera.
Entrantes
Una croquetas del chef, sorprendentemente cremosas, un punto picantes, muy buenas. Unas patatas bravas artesanas con pimientos de Pdrón y semillas de chía. Las patatas están confitadas y la salsa brava, hecha con vegatales, tiene un punto picante.

La ensaladilla rusa con langostinos vegetales estava deliciosa, quizá un punto marcado el aceite de oliva, pero muy buena en general. Los langostinos vegetales tienen un aspecto, textura y sabor muy similar a los que nadan. Acabamos los entrantes con una berenjena mozárabe con hummus, fritas en tempura y endulzadas con caña de azúcar. Muy ricas, el hummus un poco flojo.

Principales
Mi cuñada prefirió para ella sola una ensalada César que lleva heura en lugar de pollo, con queso parmvegano, bacon y crutons. Mi hermano pidió la hamburguesa moving mountains, con queso cheddar (hecho con coco), vegabacon (que es soja), cebolla caramelizada, rúcula y mostaza antigua. La hamburguesa está hecha con legumbres y tiene una textura agradable, también muy parecida a la carne.

Entre los demás elegimos compartir también un rabo que no es de toro, sobre una parmentier ahumado, con setas salteadas, cebolla caramelizada y salsa de brandy. Intenso en sabor, aquí la textura de "la carne" no se asemeja mucho a la real aunque de sabor estaba muy buena. Otro plato diferente fue el cachopo asturiano, elaborado con seitán, el vegabacon de soja y queso que se funde fácilmente, la presencia del pimiento rojo se nota en exceso.


Postre
Nos pasamos un poquito pidiendo postres. Tartaleta de calabaza con helado de café, tartaleta de manzana con helado de avellana, leche frita con toffee de cacahuete, se elabora con leche de coco pero el sabor es tan suave que cuesta encontrar el coco, la masa queda un pelín dura. El vegamisú no tuvo mucho éxito tampoco, o es que estábamos ya muy llenos...

Para beber
Cervezas: Toma tu maldita IPA, copa de Estrella de Galicia, kombucha de mojito, kombucha de manzana, canela y vainilla y unas jarras de agua (del grifo).
La cuenta
Con el pan y el agua incluídos en el servicio, el total se acercó a los 24 € por persona pero se puede hacer una comida o cena por 20 € o menos, nosotros somos una família de tragoncetes 😅

Resumen del Hakuna Matata Veggie

  • Local pequeño, bonito y cómodo.
  • Terraza poco iluminada pero con sillones muy cómodos.
  • Atención muy buena, amable, conocen los platos, simpáticos y rápidos.
  • Buenos platos en general.
  • Para beber cervezas, refrescos y kombucha, opción de vinos muy limitada. 
  • Precios correctos para la zona y producto.
  • Se puede reservar en la web.
La cocina vegana puede hacer platos maravillosos sin tener que intentar imitar los carnivoros, no se puede "competir" sin los mismos ingredientes y ya sabemos que "las comparaciones son odiosas".

diumenge, 19 de juliol de 2020

SATO I TANAKA, UN BARRA MOLT RECOMANABLE

Sato i Tanaka
08009 Barcelona
Carrer del Bruc, 79
tel. 93 809 92 74
Preu orientatiu: 50 €
Menú diari: 24-29 € (amb beguda)
Menú degustació de dIa: 33-44 € (sense beguda)
Menú degustació de nit: 62 € (sense beguda)
VEURE a FACEBOOK VEURE a INSTA VEURE la WEB
4,5
4,5 - Cuina, atenció.......




        
Restaurant de sushi. Dues barres des de les que es veuen les preparacions, espai petit, imprescindible reserva. Molt bona atenció, preus d'acord amb el producte i servei. És un 4,5 estrelles Pepa Pink.

LOCAL
Accés:
Esglaó
Aparcament:
Zona blava
Espai:
Petit (16 p)
Distribució:
Ampla
Il·luminació:
Correcta
Mobiliari:
Cadires altes
Neteja serveis:
Bona
Assecador de mans:
Paper
Canviador:
No
Extres:
No
PERSONAL
CARTA
Vestuari:
Uniforme
Amabilitat:
Eficàcia:
Presentació:
Tipus paleta
Vins i caves:
De la Terra
D'altres terres
Altres:
IDIOMES
Català
Castellà



El Sato i Tanaka es troba al barri de l'Eixample, a prop de la Plaça de Tetuan per indicar una referència de la ubicació.
El restaurant forma part del grup del Can Kengi (izakaya - bar japonès) i el Aiueno (restaurant japonès). 
Es tracta d'un espai petit, una barra en forma de L amb capacitat per unes 16 persones que ara, amb les mesures Covid-19 s'ha vist reduïda a 12 comensals. Si ja era difícil trobar taula amb immediatesa, actualment l'espera és d'unes tres o quatre setmanes.
Decoració minimalista, fusta i parets de color neutre, tamborets no gaire alts i amb petit respatller, entapissats, molt còmodes, perfectes per veure com els dos sushi-man, un a cada llargada de la barra, van elaborant els plats.

La carta del Sato i Tanaka

Actualment la carta és un llistat de sushi i sashimi, sopa miso i postres. Abans hi havia també tempura. 
Pots optar pel menú diari (amb beguda inclosa) amb opció curta (8 nigiris + 6 makis) o llarga (12 nigiris + 6 makis) o el menú degustació també amb opció curta (sashimi + 8 nigiris + 3 makis) o llarga (sashimi + 12 nigiris + 3 makis). Tots els menús inclouen també aperitiu, sopa de miso i postres. La diferència és el tipus de peix que serveixen en cada menú, a més a més, a la nit la sopa miso porta cloïsses.
Per postres no hi ha gaire varietat, carquinyolis
A l'apartat de vins pots trobar referències de vi català, escumosos, cervesa japonesa, umeshu i per suposat, sake.

Què vam menjar al Sato i Tanaka

El que anava a ser un dinar mare i filla es va anar ajornant per quadrar agendes i quan ja teníem data i el grup havia augmentat a 4 persones, va arribar el tancament pel Covid. Amb la reobertura, el Sato i Tanaka va anar trucant als clients que havíem perdut la reserva oferint disponibilitat i finalment vam aconseguir data el 7 de juliol.
Ens van acomodar a tots 4 a la cantonada de la primera barra i vam demanar les begudes i vam optar per fer el menú degustació llarg.  

És tota una cerimònia veure com el sushi-man va traient el peix de la capseta per tallar-lo amb perfecció. Com fa les porcions d'arròs, lleugerament acolorit pel vinagre vermell, com obté la pasta de wasabi amb el rallatdor (oroshiki). Et quedes encantat i bavejant esperant que t'arribi la porció al plat.
Aperitiu
Vam començar el festival amb els bastonets agafant una albergínia amb sèsam negre. Molt bona.
Sashimi
De tonyina, sarg i salmó amb el wasabi acabat de ratllar, el peix a temperatura ambient, deliciós. Aquest el vaig menjar amb els bastonets.
Nigiri
Tot un seguit de diferents peixos i marisc pràcticament perfectes que jo vaig gaudir menjant amb els dits.
Calamar amb llima, pagro marinat, gamba vermella amb el suquet del seu cap a sobre. Deliciosos.


El turbot, de sabor més intens va donar pas als peixos blaus amb la tonyina i un gunkan de sorrell. Impressionants.


Va arribar la tonyina toro, la part de la ventresca, molt gustosa amb el greix infiltrat, un ikura de ous de salmó i un llagostí. D'aquest trio el guanyador va ser el toro, sense desmerèixer els altres dos.


Van acabar amb nigiri de moll, un altre gunkan de tonyina amb ou de guatlla i un nigiri d'anguila. Boníssim tots tres.


Maki
Tres perfectes peces de salmó per acabar amb la part de peix. És tot un plaer veure com prepara los rotlles, ràpid, precís, sembla tan fàcil.

En aquest moment el sushi-man pregunta si volem algun plat més o ja passem a la sopa miso i els postres. La meva filla no es va poder estar de repetir el toro i la gamba vermella.
Sopa miso
Es remata el menú degustació amb una sopa miso clàssica, molt bona.
Postres
Vam tastar els carquinyolis coberts de xocolata blanca i té verd, el gelat de miso, que estava increïble, i la mousse de sèsam, que també ens va agradar molt.
Beguda
Vam beure aigua, cervesa Asahi i un flascó petit de sake.
El compte
Amb les begudes i les porcions extres (que per cert ara m'adono que al tiquet diu tonyina en comptes de toro) el preu mig per persona va rondar els 50 €.

Resum del Sato i Tanaka

  • Una barra, en realitat dos, molt còmodes i amb molt bona atenció.
  • Dos sushi-man ràpids i eficients que elaboren las porcions amb delicadesa i perfecció.
  • Productes i plats de qualitat.
  • Preu menú mig dia molt competitiu.
Em va semblar molt encertada la gestió que van fer de les reserves cancel·lades pel Covid, van anar trucant i oferint el mateix dia de la setmana disponible.

La meva filla tenia moltes ganes d'anar-hi, havíem planificat la visita pel març, pel seu aniversari. Com que vam sortir molt contents ara haurem de tornar per a celebrar les seves dues matrícules d'honor del curs, o provar en algun dels altres restaurants del grup.