diumenge, 22 de setembre de 2019

USKAR, UNA GRATA SORPRESA EN LA ARGANZUELA

Uskar
280012 Madrid
Calle Alonso del Barco, 11
Tfn 911 39 68 63
Precio orientativo: 30 €
Menú diario: 12,50 €
VEURE al FACEBOOK VEURE al INSTA VEURE la WEB

4,0 - Cocina deliciosa, bonito comedor.
Cocina tradiconal, algunos puntos de cocinas exóticas. Local que parece un bar con un comedor muy acogedor. Personal atento, precios en general correctos. Es un 4 estrellas Pepa Pink.

LOCAL
Acceso:
Escalón salvable
Aparcamiento:
Zona azul
Espacio:
Mediano (40 p)
Terraza
Distribución:
Amplia
Iluminación:
Correcta
Mobiliario:
Sillas
Limpieza lavabos:
Buena
Secador de manos:
Aire
Cambiador:
No
Extras:
No
PERSONAL
CARTA
Vestuario:
Uniforme
Amabilidad:
Eficacia:
Presentación:
Clásica
Plastificada
Vinos y cavas:
De la Tierra
De otras tierras
Otros:
Cervezas artesanas
Eventos de catas
IDIOMAS
Castellano



El Uskar está en Madrid, en el barrio de la Arganzuela. Abrieron a mediados del 2016 y su clientela fija va aumentando gracias a su atención y la buena cocina que ofrecen.
El nombre viene de la ciudad granadina de Huéscar y la cocina tiene referencias de la zona con las influencias árabes que tiene la cocina andaluza. Sin embargo, también hay platos con notas asíaticas o sudamericanas.

Desde fuera parece un bar como otros, con una larga barra en un espacio estrecho y una pequeña terraza en una zona peatonal. Para entrar hay pequeño escalón, salvable con un poco de ayuda.
Al final de barra, un angosto paso da al salón, amplio y luminioso, con mesas y sillas negras que nada tiene que ver con la clásica barra de la entrada.

Los salvamanteles de goma (los vimos hace poco en el Canalla Bistro), el colorido de la vajilla, los delantales vaqueros del personal de sala... le dan un punto modernillo al comedor.


La carta del Uskar Restaurante

El formato de la carta es uno de los puntos que recuerda a lo "viejuno". Plastificada y sin indicaciones sobre el contenido en alérgenos, solo una nota de que avises si tienes alguna intolerancia y ya te informan.

Sin embargo el contenido es de lo más atractivo y cuesta decidirse. Los precios, ajustados, se suben en algunos platos con materias primas con IGP y denominaciones, como es lógico. 
Opciones de raciones como entrantes (muchas se pueden pedir en media ración), hay carnes y pescados y también  tienen un par de hamburguesas y una atractiva sección de postres que, aunque cuesten 7,50 € merecen la pena y son para compartir.
Las sugerencias del día te las dicen de viva voz, sin indicar el precio.
Entre semana hay un menú del día que publican en el Facebook (sin información del precio, pero lo pregunté y me informaron que son 12,50 €).


Platos que pedimos en el Uskar Restaurante

Al llegar nos quedamos en la terraza tomando una selección de cervezas, algunas artesanas. Una más amarga, otra suave, otra con punto cítirico, otra tostada...
Cuando pasamos a la mesa nos trajeron las cartas y un poco de pan con aceite arbequina de Oleoalmanzora, de Pulpí. Muy bueno el aceite pero no dejan la botella, te ponen un chorro en un cuenco y ya está. Por Tarragona estamos acostumbrados a tener la botella de arbequina en la mesa, en Madrid lo que es habitual es tener la jarra de agua del grifo. 😊
Añadimos una botella de vino tinto, L'Ame Malbec de las bodegas Altolandon, vino de la Tierra de Castilla, D.O.P. Manchuela y pedimos los platos, practicamente todos para compartir.
Nos costó decidir porque todo apetece y acabamos pidiendo de más y con la tripa llena y el paladar a gusto.
Croquetas de chipirones y croquetas de cecina y queso. Las dos espectaculares. Empezamos bien. Pedimos media ración de queso Payoyo, un queso curado, intenso, de mezcla de leche de ovejas payoya y merina, procedente de la Sierra de Grazalema (Cádiz), una delicia de queso. Remojón de San Antón, una mezcla de patata, bacalao, cebolla y aceituna, servido un pelín tíbio, adornado con un poco de salicornia y una crema de ajo negro. Riquísimo.



Pasamos a un plato de vicio,
ajo papa con huevos fritos de Cobardes y Gallinas y trufa de temporada. Estos huevos están buenos ya así solitos pero vienen y te rallan la trufa por encima y el aroma inunda la mesa. Un plato cercano al orgasmo.
El siguiente plato también nos gustó mucho, sobre todo a mi madre. Bacalao a baja temperatura con escabeche de tomate. Las láminas se separaban, jugoso, con escabeche suave... otro plato para repetir, sin duda.
Y acabamos la parte salada con el
arroz de carabineros, sugerencia del día. Un plato del que podíamos haber prescindido porque ya estábamos satisfechos.
El plato pinchó un poco, no por la cocción, que estaba a nuestro gusto, si no por el sabor, como que le faltaba sabor... al tirar por encima el juguillo de la cabeza del carabinero mejoró bastante pero aun así es un plato que no me convenció, y menos cuando vi en la cuenta 22 € por plato. Según mi opinión, no estaba al nivel del resto de platos.

Postres

Hay que reservar un pequeño espacio y compartir algún postre del Uskar. Pueden parecer de precio elevado pero cuando ves la presentación y el tamaño te das cuenta que no.
Nostros pedimos tres postres para compartir entre 6.
El mango es de mis frutas preferidas así que tuve que pedir la mousse de mango con helado de coco y crujiente de arroz. Bonito y muy rico.
Un postre con ese #punt_IG es la sopa de chocolate templada con frutos secos y helado de plátano. Te ponen el chocolate en la mesa y da juego a esos videos del IG 😁 Buenísimo, y eso que yo no soy muy chocolatera. ¡Qué rico estaba!
El tercer postre, cereza y chocolate, lo pedimos porque mi hermano Jorge ya lo conocía y dijo que era obligado. Pues sí, yo no tenía confianza (por eso del chocolate) pero admito que estaba de muerte. Vamos, que al final no sabría con cual de los tres quedarme. Vuelve a subir el nivel con los postres.

Cuenta

En la carta el servicio de pan pone 1 € y en la cuenta apareció como 1,50 €. No es grave, tampoco lo reclamamos en el momento, pero la carta debería actualizarse. La cuenta, para 5 peresonas, casi llega a los 39 € por persona. Podíamos haber eliminado el arroz y la comida hubiera sido perfecta y la cuenta unos 30 por cabeza, que suele ser la media habitual.
Pagamos los cafés y invitaron a chupito a quien quiso de la mesa.


Resumen del Uskar Restaurante


  • Desde fuera parece un bar, hay que entrar para dejarse conquistar.
  • Una larga carta de cervezas artesanas, pedidla.
  • Muy buena cocina, buen nivel en los platos y en los postres.
  • Atención sonriente y profesional.
Aunque llegamos un día antes de que cerraran por vacaciones y faltaba algún plato de la carta, nos avisaron antes de pedir.
Comimos muy bien, no me extraña que mi hermano sea cliente habitual.

4 comentaris:

  1. Això d'anar als llunyans amb recomanació, d'algú que hi viu, és el millor 😊

    Així és com es descobreixen bons llocs, que d'altre manera seria impossible.

    Salut!!

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Aquest era fàcil, és al barri on viuen els meus pares (i jo fa uns anys...) i el meu germà s'ha quedat allà també i el tenen molt trepitjat.

      Era una aposta segura. Llàstima de l'arròs.

      Salut!

      Suprimeix
  2. I jo que pensava que coneixia Madrid... ni idea d'on és aquest barri d'Arganzuela...

    D'aquest, m'ha cridat l'atenció el Remojón de San Antón. I més amb la salicòrnia per sobre...

    Salut!!

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Doncs l'Arganzuela és un barri molt bonic. Té molt a prop el Matadero (esapai cultural i gastronómic), es celebren les Fiestas de la Melonera, tiene un parc fantástic, està ple de bars i restaurants i és on jo vaig créixer :-)

      El palt que dius és "granaíno", com altres referéncies de la carta. Un lloc recomanable si fas cap per los Madriles.

      Salut!

      Suprimeix