diumenge, 6 de juny de 2021

ARRELS, UNA CHEF JOVEN, CON RAICES MEDITERRÁNEAS

Arrels
46500 Sagunt
Carrer del Castell, 18
tel. 606 75 40 76
Menú Llavor: 35 € (+ bebidas y pan)
Menú Arrels: 45 € (+ bebidas y pan)
VER en FACEBOOK VER en INSTA VER la WEB
4,0
4,0 - Platos sorpresa, buena atención, precios ajustados.





Cocina de autor, vanguardia con productos de mercado y proximidad. Dos menús con platos determinados por la xef, no hay carta. Es un 4 estrellas Pepa Pink.
1 Sol Repsol, Bib Gourmand Michelin.

LOCAL
Acceso:
Accesible
Aparcamiento:
A 100 m
Espacio:
Mediano (45 p)
Distribución:
Amplia
Iluminación:
Correcta
Mobiliario:
Sillas con brazos
Trona bebè
Limpieza lavabos:
Buena
Secador de manos:
Papel
Cambiador:
No
Extras:
No
PERSONAL
CARTA
Vestuario:
Uniforme
Amabilidad:
Eficacia:
Presentación:
QR para vinos
Vinos y cavas:
De la Tierra
De otras tierras
Internacional
Otros:

IDIOMAS
Castellano
Catalán



El restaurante Arrels abrió en el 2017 en el centro de Sagunto. Ocupa las antiguas caballerizas del Palacio de los Duques de Gaeta, una construcción del s. XVI impresionante.

Para acceder es aconsejable aparcar en la Plaza Major o en la del Ajuntament, donde hay zona azul y plazas para PMR.

En el comedor se pueden observar dos arcos góticos, uno mozárabe y uno románico integrados perfectamente con complementos modernos, creando un espacio acogedor y elegante.
Vigas de madera, suelo de barro cocido impecable, brillante y unas plantas para dar color al salón de piedra y madera.

El restaurante Arrels es accesible, sin embargo para ir al lavabo hay un pequeño tramo de escalera salvable con una silla que el día de nuestra visita no tenía batería. Para rematar, la barandilla no está bien fijada a la pared y se venía conmigo. He de dar las gracias a la ayuda del personal de sala.
Una vez superado ese tramo, para llegar al lavabo hay un escalón de unos 35 cm que aún no tienen solucionado. Es lo que tienen las construcciones antiguas, has de adaptar los accesos respentando la armonia y, a veces, cuesta.

La mesas son grandes, de madera noble, las butacas muy cómodas, la iluminación bien distribuida, la tempertura correcta, el ruido ambiental bajo. Un espacio muy cómodo.

No hay manteles, los cubiertos se apoyan sobre una pieza de cerámica y las servilletas son de tela desechables.

La carta de Arrels

El Arrels es un equipo joven con una mujer al frente, Vicky Sevilla, que este año ha ganado un Sol Repsol y en la guia Michelin está en la categoría de Bib Gourmand.

No hay carta, hay dos menús: uno más corto, Llavor, con snacks, 3 entrantes, pescado o carne y postre; y otro más largo, el Arrels, con snacks, 4 entrantes, pescado, carne, prepostre y postre. Sin platos determinados, varían en función del mercado y pretenden que sea un poco sorpresa pero claro, para pedir un vino, si sabes algo de vinos, quizá prefieras saber el tipo de platos antes de decidir.

A la carta de vinos se puede acceder a través del QR, un pdf de12 páginas con vinos de toda la península, Baleares, Canarias y países como Francia, Alemania, Argentina, Portugal...

Platos que hemos cenado en Arrels

Elegimos el menú Arrels, preguntando un poco por el tipo de platos. Ellos a su vez nos preguntaron por intolerancias y alergias. Ninguna. Pero claro, hay productos que por motivos religiosos según qué comensales no admiten. Eso de los platos sorpresa es un poco arriesgado. Pedimos dos panes, para 5 personas y una botella de 6ºElemento.

Snacks Comenzamos con un Gazpacho de pepino ahumado con un pepinillo en vinagre, unas gotas de aceite, un ahumado suave. A mi, que no me gustan los ahumados ni el pepino, me encantó este gazpacho.

De la bandeja, según mi gusto de menos a más, Croquetas de ropavieja sobre mayonesa de llima, Ajoblanco con atún y la Navaja con vinagreta, estupendos.

Entrantes
El primero, nuestro tartar de atún con tomate. Aquí hubo un problema. Llegaron los platos. Tres de nosotros nos quedamos esperando, otros dos se lanzaron al plato. La camarera empezó a dudar y al final se llevó la sopa de tomate sin servirla ni decirnos el nombre del plato. Cuando pregunté por la sopa de tomate ya era tarde. Un poco concentrado el fondo, intuyo que era siracha, potente en picante, supongo que con la sopa se hubiese atenuado.

Llegó el segundo, crema de pollo y puerro con la piel del pollo tostada. Gustó mucho a una parte de la mesa, bastante bueno.

Seguimos con un plato más tradicional, Calamar con salsa de sepia "bruta" con apio, salicornia... Muy rico también. Aquí se terminó el vino y seguimos con bobal, pero de otra bodega.

Acaban los entrantes con, para mi gusto, el mejor. Canelones de "blanquet" con queso de leche cruda de Les Coves de Vinromà. El "blanquet" es un embutido valenciano, como una morcilla sin sangre. Les Coves de Vinromà es un municipo de la Plana Alta (Castelló) donde se elaboran quesos de calidad reconocida. Un plato delicioso con un queso riquísimo y presentado en una piedra muy especial.

Pescado
Plato sencillo y muy bueno aprovechando verduras de temporada, merluza con crema de espárragos blancos y coronado con espárragos verdes.

Carne
Acaba el menú con un plato atemporal, el cochinillo a baja temperatura con salsa de Calvados y chutney especiado de manzana. Fantástico.


Pre-postre
Fresco, perfecto para hacer un punto y seguido en el menú. Crema de mantequilla, gel de fruta de la pasión, helado de cítricos, bizcochito y rejilla de caramelo.

Postre
Cierre maravilloso con una especie de panna cotta de salvia, granizado de salvia y corona de albaricoque. Sorpendente, muy bueno este prostre.

Para beber
Una cerveza y Coca-Cola al llegar, para la cena agua, 6º Elemento, D.O.P. Utiel-Requena, de la Bodega SextoElemento; y Carmen D.O. Valencia, de La Comarcal Viticultores ambulantes. Para terminar un par de chupitos de licor de arroz y sendos cafés.

La cuenta
De las bebidas nos invitaron a los cafés y chupitos por el fallo del primer entrante, sumando el resto de bebidas y el pan (que nos llevamos el que sobró para desayunar y que nos envolvieron perfectamente) unos 58,50 € por persona. Un precio estupendo para el menú que cenamos, atención y espacio.

Resumen y reflexiones sobre el restaurante Arrels

  • Local cómodo, aunque el tema "accesibilidad" está a medio resolver.
  • Vajilla, copas y cubiertos destacables.
  • Personal atento, rápido y buen ritmo en servir los platos. 
  • Cocina de autor, productos de temporada. Sin carta predeterminada.
  • Precios correctos.
  • Medidas Covid: Gel hidroalcohólico, distancia entre mesas, carta de vinos en QR y platos del menú cantados.
El no tener carta predeterminada deja más libertad a la xef para variar un plato en cualquier momento según mercado y así mantener la calidad de los platos, sin embargo para los clientes se convierte en una incógnita cuándo volver y no comer los mismos platos una y otra vez.
Claro que hay platos fijos, como el cochinillo, que es ajeno a la estación del año y se ha convertido en una elaboración perenne del Arrels.
La ventaja del restaurante al reservar en la web, es que permite avisar de alergias, intolerancias y otros factores, como la religión, que condiciona comer determinados productos.

El menú en global estaba estupendo, es una cocina para tipo de clientes, sin ingredientes arriesgados ni elaboraciones de triple salto mortal.
Seguro que volveremos, en otra estación, para probar platos nuevos y deseamos que la xef siga consiguiendo reconocimientos, que a las mujeres siempre nos cuesta tener visibilidad en ciertos sectores.💪

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada