diumenge, 24 de desembre de 2017

PULLMANTUR, CENA DE GALA by PACO RONCERO

Fiordos noruegos, verano 2017
Barco: MONARCH
Chef: Paco Roncero

5,0 - Atenció, menú, productos. Inolvidable.





Este verano disfrutamos de un crucero por los fiordos de Noruega con la compañía naviera Pullmantur en el barco Monarch. Es un buque que se flotó en 1991, en 2013 fue remodelado y tiene una capacidad de unos 2700 pasajeros más la tripulación. Gestionar cocina, provisiones y horarios para tanta gente no es fácil así que felicito al equipo de restauración porque en los 8 días que estuvimos allí no tuvimos ninguna queja.
Y como hoy es Nochebuena, noche de familia y encuentros ante una mesa de gala, he decidido publicar la Cena de Gala con la que disfrutamos la primera noche en el crucero rumbo a Noruega desde Rostock, Alemania.
En un enorme salón con capacidad para unas 750 personas, con unas mesas bien dispuestas, aunque un poco justas en tamaño, te asignan un sitio y dos camareros  para todo el crucero. Para la Noche de Gala casi todo el pasaje se viste de acuerdo a la ocasión y allí estábamos nosotros, todos guapísimos. El menú creado por el chef Paco Roncero, como el resto de la carta y menús servidos en el Monarch comenzó con unos entrantes, croquetas melosas de jamón iberico, que me llegaron calientes y todo, hojaldre crujiente de calabacín y tomate, hechos a la plancha, muy rico, y una tosta de piperrada con boquerón, muy correcta.

El menú está diseñado en 4 actos y un final con pettits fours.
Primer acto timbal de verduras y emulsión de tomate, un plato servido en dos veces, a temperatura ambiente, suave y saludable.

Segundo acto, merluza con crema de vainas, pequeño y sabroso, a mi gusto de cocción, la crema estaba para mojar pan, que por cierto, te ofrecen de diferentes tipos.
Tercer acto, solomillo de buey con setas y cebollitas estofadas, también lo vi un poco justito de tamaño, pero estaba muy tierno y potente de sabor.
Cuarto acto, un variado de postres, cremoso de chocolate con bizcocho de cacao y crema de cafè. Aunque no soy muy de chocolate puedo decir que no quedó nada en el plato. Y para acabar, unos pettit fours, como dice la carta, para dejar un buen sabor de boca.

Sorprendre la rapidez con la que sirven los platos y la temperatura a la que estan, teniendo en cuenta que en el comedor caben unas 750 personas. Las bebidas básicas también están incluídas durante el crucero, pero siempre puedes pedir  algún vino que te guste más de la carta, como nosotros, que pedimos un Juan Gil D.O. Jumilla para esta cena.
Yo encontré un par de raciones un pelín justas, pero mi hermano no, 😁 Al final tenía razón porque después de la cena fuimos a probar los cócteles y con una cena más copiosa no hubieramos podido.
La carta del Monarch está pensada con platos para todos los gustos,  muy mediterranea y saludable y en raciones perfectas para poder degustar varios platos, en la que cada día había sugerencias del chef. Si disfrutas con la buena cocina, los cruceros Pullmantur son una buena opción.

2 comentaris:

  1. No sé ben bé que dir-te... això dels creuers no ho acabo de veure com a opció de vacances. I el tema restauració a un lloc així em fa una mica de pànic. Però imagino que serà bona opció per a fer un recorregut com aquest.

    Salut i bones festes!!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Doncs jo tampoc ho tenia clar però després d'aquest, i amb aquesta oferta gastronòmica, m'agradaria repetir. L'opció de fiords en cotxe la vam mirar també, i aquesta ens va semblar més còmoda i econòmica (el meu germà treballa en Pullmantur i tenim descompte ;-) )

      Salut i bon solstici!!!

      Elimina