diumenge, 4 de gener de 2015

LES TONTONS ZINGUEURS, COCINA PROVENZAL Y ROCK N'ROLL

Establecimiento: Les Tontons Zingueurs
34000 Montpellier
53 Rue de l'Aiguillerie
Tfn 09 81 97 86 42
Precio orientativo: 30€

Les Tontons Zingueurs

Aquí puedes comer platos provenzales mientras escuchas rock&roll de fondo. Buena cocina, grandes raciones y estupenda atención. Son un 4 estrellas Pepa Pink.
LOCAL





Acceso:
Fácil
Aparcamiento:
Dificil
Espacio:
Grande
(aprox 60p)
Aire acond. Calefacción
Distribución:
Buena
Iluminación:
Buena
Mobiliario:
Cómodo
Sillas
Sofás
Limpieza servicios:
Aceptable
Secador manos:
Papel
Cambiador:
No
Extras:
No
PERSONAL


CARTA


Vestuario:
Uniforme
Amabilidad:
Eficacia:
Presentación:
En pizarra
Vinos:
Vinos-de-la-Tierra

IDIOMAS





Francés
Inglés(justito)



Este establecimento está en una de las dos calles que concentran la mayoría de los restaurantes de Montpellier. Es un bistrot con ambiente joven, informal, con decoración retro y rock&roll (a un volumen nomal que permite la charla). Ofrecen un menú con un entrante, un principal con acompañamiento y postre por 22€. La bebida es aparte, y algunos platos tienen suplemento pero en general es una buena oferta por la cantidad y calidad de los platos servidos.

Elegimos un vino que fuera aceptable también en el precio y nuestra enóloga nos aconsejó Marquis des Horts. Nos trajeron un poco de pan de ajo y una salsa estilo bearnesa per amenizar la espera de los platos.

Esa noche íbamos 8 personas y todos pedimos algo calentito para empezar, porque la verdad es que hacía frío en la calle. Sopa de cebolla, con queso, muy buena; y crema de calabaza, estaba deliciosa.

Los platos principales se piden con un acompañamiento a escoger que sirven en un plato aparte.
Tartar de la montaña, con una crema por encima que le daba un toque untuoso. Vicky lo pidió acompañado de berenjenas rebozadas.

También había un tartar de Canard, de pato. Yo no me atreví a probarlo pero a Krzys le gustó mucho. Lo que no le hizo gracia fue el acompañamiento de arroz con champiñones que escogió.

Otro plato fue Le magret du Maquis, un magret de pato a la plancha con una salsa y un poco de camembert fundido, y el acompañamiento escogido fueron las clásicas  frites fraîches. Delicioso.

Lástima que no quedaba foie así que pedí Le Parmentier de Canard acompañado de puré de patatas. Realmente exquisito y en buena cantidad.

Y probamos un tian que es un gratinado de verduras típico de la cocina provenzal. Este era de berenjena, un plato muy parecido a la musaka, que también se pidió con patatas fritas.

Y uno de los acompañamientos que no gustó a nadie fue Gnocchi de la Mamie Yvette. Era como una masa con sabor a tofu. Muy grandes y pesados. No gustó, no...

Y ya pasamos a pedir postres. Un curioso tiramisú hecho de galletas con pepitas de chocolate al que llaman Cookimitsu. Muy rico!!!

Un postre muy bueno, una versión de la torrija, es el pain perdu. Hecho con mantequilla en lugar de aceite y en el horno, no en sarten. No se si decir que está más bueno que la torrija...

Le crousti poire, un hojaldre con crema de pera en el interior. Rico y grande. Todos colaboramos para que se acabara.

Un coulant de chocolate no podia faltar en un menú francés y este estaba perfecto.
Para acabar, Santi sólo quería un café y pidió el café Barbouze. Llegó una bandeja con un surtido de dulces, un chupito de licor hierbas y el café. También le ayudamos entre todos un poquito.

Al final hay que sumar el vino y el par de copas que tomaron Santi y Pep, porque ya que estamos en Francia, habia que aprovechar y tomar un cognac. Salimos por unos 29€, que es un precio genial para lo que comimos, tanto en calidad como cantidad.
Otra vez el fallo de un solo lavabo en el que dependes de la buena educación de los usuarios.
El personal es atento, simpático, paciente y rápido. Les Tontons es una muy buena opción para saborear la comida provenzal escuchando clásicos de los años 50.

6 comentaris:

  1. Doncs està molt bé... Però he dir que a França sempre menjo bé i amb bona RQP.

    Jo soc molt francòfon... i per mi és un país de somni.

    He de tornar a Montpellier.... ;)

    ResponSuprimeix
  2. Jo no parlo francès, sort que amb català, l'espanyol i el llatí puc entendre alguns plats a les cartes dels restaurants.

    Realment és un país amb ciutats i cuina meravelloses.

    Salut!

    ResponSuprimeix
  3. Doncs a mi m'has fet dentetes amb aquests plats... Tot pinta a vacances d'estiu, pel sud de França... :-)

    El tàrtar d'ànec, no l'he tastat i és un dels plats que tinc ganes de preparar-me a casa (soc una mica especial pels tàrtars...). I bona idea la d'alternar camembert amb el magret. Aquesta me l'apunto, doncs el magret és dels plats que vaig fent amb una certa assiduïtat i sempre intento no repetir la forma de fer-ho o la salsa amb el que l'acompanyo.

    Salutacions i bon any!!!

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. No he arribat a visitar les platges de Montpellier però hi ha llac molt similar al Mar Menor on imagino no faltarà l'oferta gastronòmica.

      Salut!

      Suprimeix
  4. Cada cop tinc més tirada a França, en bona part mogut per l'apartat culinari (si és a base d'ànec, millor!), on acostumo a tenir sort a l'hora de triar restaurant, sovint a cegues, i sense foradar-me la butxaca. Potser quan vagi a Montpellier (encara no ho he fet) ja no hauré d'anar a cegues perquè aquest lloc sembla que em convenç prou.
    Salut!

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Hola Albert,
      A mi m'ha costat animar-me a trepitjar aquest país i realment la cuina té plats sorprenents. En aquest lloc dinaràs de gust i no pagaràs en excés, segur que encertes!

      Gràcies per la teva visita!
      Salut

      Suprimeix